Categories:

El éxito de FarmBox radica en la composición del consorcio, que se ha creado a raíz de las actividades del proyecto y teniendo en cuenta la experiencia de los socios durante el Covid-19, su experiencia en el tema, sus redes y/o el grado de representatividad de los grupos objetivo, su interés en la agricultura climáticamente inteligente y su valor añadido.

Como resultado, la asociación incluye 3 instituciones educativas con reconocida experiencia en agricultura o temas relacionados; una Cámara de Comercio que representa al grupo objetivo del proyecto y al usuario final de los resultados; y una PYME que proporciona servicios basados en satélites para la agricultura.

Cada mes vamos a descubrir más sobre los socios de FarmBox y la génesis de este proyecto. En esta ocasión, vamos a conocer a Uptoearth GmbH.

¿Puedes presentarte a ti mismo y a Uptoearth?

Filippo IODICE | Università Iuav di Venezia, Venice | IUAV | School of Doctoral Studies
Filippo Iodice

Soy Filippo Iodice y soy el CEO de Uptoearth GmbH, una start-up alemana fundada en 2019 e instalada en CESAH, el Centro de Incubación de Empresas de la ESA (ESA BIC) de la región de Hessen & Baden-Württemberg.

El objetivo de la empresa es la prestación de servicios de consultoría y el desarrollo de hardware y software para servicios en las áreas de la industria aeroespacial, la observación de la tierra, la agricultura y la protección del medio ambiente.

¿Cuál es el papel de Uptoearth en FarmBox?

Uptoearth es responsable del diseño del Simulador online, designando por nuestra experiencia previa con el BIC de ESA. Además, vamos a contribuir al diseño del MOOC sobre Agricultura Climáticamente Inteligente.

¿Puedes explicar un poco más en qué consiste el Simulador online y su contribución al proyecto?

Uptoearth GmbH

El Simulador online es un Entorno Virtual de Aprendizaje (EVA) incluido en un portal web que pretende dar soporte a simulaciones proyectivas basadas en modelos deterministas. El entorno de simulación, de hecho, será capaz de proporcionar un uso simplificado e inmediato de las indicaciones de «previsión» inherentes al progreso del Carbono Orgánico del Suelo (SOC) y del Carbono Inorgánico del Suelo (SIC) según las prácticas agrícolas adoptadas y atribuibles al enfoque de la Agricultura Climáticamente Inteligente.

Por lo tanto, la mayor innovación que prevemos para el Simulador es su flexibilidad y capacidad de respuesta al usuario: no sólo será una herramienta de formación y aprendizaje adecuada que ofrezca una educación basada en la simulación y mejore la confianza de los formadores y alumnos con la agrotecnología, sino que también se utilizará como herramienta de previsión y gestión para los alumnos y agricultores con el fin de experimentar el aprendizaje basado en proyectos.

¿Cuál es la importancia de ofrecer Recursos Educativos Abiertos (REA)?

Para nuestra empresa es la primera vez que desarrollamos contenidos educativos, pero no es la primera vez que trabajamos con datos abiertos y recursos abiertos y creemos firmemente que la apertura de los conocimientos, de la investigación y de la educación tiene muchas ventajas y, sobre todo, ofrecen igualdad de oportunidades para todos. Los Recursos Educativos Abiertos (REA), de hecho, dan lugar a una formación más asequible y accesible para todos, desde los estudiantes hasta los trabajadores, y se adaptan perfectamente a la necesidad de aprendizaje permanente y también a las necesidades de los diferentes usuarios que no pueden encajar en un modelo tradicional de talla única. Los REA ofrecen mucha flexibilidad en cuanto a la accesibilidad (se puede acceder en cualquier momento, varias veces, dondequiera que se encuentre) y en cuanto a la propuesta de contenidos, personalizando la oferta a los diferentes públicos a los que se dirigen. Este aspecto es crucial para nuestro proyecto, ya que queremos dirigirnos no sólo a los pequeños agricultores, sino también a los estudiantes y a los futuros trabajadores del sector.

¿Cuáles son los beneficios para el alumnado y los agricultores que van a acceder a los resultados del proyecto?

Al final del proyecto esperamos que los alumnos y los agricultores adquieran habilidades profesionales sobre la Agricultura Climáticamente Inteligente, siendo más sensibles a la adopción y diseño de prácticas más sostenibles, en particular en el caso de escenarios climáticos críticos. Además, esperamos proporcionar nuevas herramientas digitales para las asignaturas de agricultura y fomentar el acceso de los formadores y los alumnos y alumnas a contenidos, herramientas y entornos educativos abiertos.

Por lo tanto, por un lado, queremos dotar a los agricultores más responsables y receptivos de competencias clave sobre las prácticas de adaptación al cambio climático (gestión del suelo y del agua, cultivos resistentes al clima, etc.). Por otro lado, queremos activar la capacidad de respuesta, la adaptabilidad y la flexibilidad de la educación agrícola a los retos actuales (Covid-19) y futuros y permitir la digitalización de la educación agrícola.

¿Por qué crees que es importante arrojar luz sobre la Agricultura Climáticamente Inteligente?

Es importante apostar por una agricultura más responsable con el clima ya que este sector es un importante contribuyente a las emisiones de gases de efecto invernadero y un importante consumidor de recursos de agua potable, pero sobre todo ocupa una parte significativa de nuestra Tierra. La agricultura desempeña un papel importante y crucial en la economía de los países, pero, al mismo tiempo, sus impactos en el cambio climático son negativos.

Creo que esta tendencia puede invertirse y aún podemos determinar el efecto contrario. Para ello, en mi opinión, debemos apoyarnos en la tecnología. Creo que la innovación tecnológica puede ser una palanca que permita abordar algunos de los retos y oportunidades medioambientales, sociales y económicos del cultivo de alimentos. Si miramos al pasado, la tecnología y los distintos tipos de innovación pueden servir de herramienta para mejorar la productividad y el bienestar del sistema terrestre. Sin embargo, debemos actuar para apoyar a los agricultores y no para sustituirlos. Por lo tanto, creo que es esencial apoyar y desarrollar servicios y tecnologías para la Agricultura Climáticamente Inteligente con el fin de orientar los procesos agrícolas hacia la resiliencia ante el cambio climático y la sostenibilidad medioambiental.

Tags:

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Select language